La Voz de Pinares

Opinión


Queja de una mujer por los malos modos y por la falta de respeto en un monte de Salas


Hace dos semanas fui a pasear por el paraje llamado Alto LLano en Salas de los Infantes por la mañana a pasear y disfrutar del sol de la mañana vistiendo una camiseta de tirantes. Cual fue mi desgradable sorpresa que al poco rato de estar allí, llegaron cuatro coches haciendo gran ruido, derrapes, trompos y echando gran humarrera por sus tubos de escape y gasolina, dejando grandes rodadas en el suelo, en la hierba que cualquiera que lo desee puede subir a verlo.

Dichos coches estaban conducidos por unos 7 ó 8 magrebíes que se dedicaron a hacer carreras, adelantándose unos a otros haciendo gran ruido, molestando a todos los animales que alli habitan y que es habitual ver a esas tempranas horas como ciervos, jabalíes, zorros, pájaros, etc. Lo más triste de todo es que amuy pocos metros de estos individuos estaba la guarda forestal que pertenece a esta zona, dormitando tranquilamente a la sombra de un árbol, escuchando lo que ocurría porqure las voces, risas y ruidos de los coches de estos personajes eran audibles desde varios metros de distancia y no hizo absolutamente nada para parar esta barbarie y falta de respeto por la naturaleza y los animales. Este es un precioso paraje en el que últimamente es habitual ver subir coches de esta gente llenándolo de roderas y estropeando toda la hierba con gasolina, aceite, etc... delante de las narices de quien se supone debe velar po este paraje y los derechos de los animales de estar comiendo y pastando tranquilamente sin ser molestados en su hábitat, que por supuesto en ningún caso nos pertenece a los humanos.

Cuál fue mi sorpresa cuando requerí que hiciesealgo por llamarles la atención y se negó diciendo que como no está armada les tiene miedo porque

hacía unos días que les había reprendido por perseguir a un ciervo y le amenazaron, es indignante qu la persona en la que se confía para proteger la naturaleza se calle viéndolo por miedo a estos extranjeros.

Que por otra parte al verme con camiseta de tirantes y sola optaron por meterse conmigo por mi indumentaria y por estar sin la presencia de un varón. Las cosas en este país no funcionan como en el suyo y me parece vergonzoso que por el hecho de ser una chica se vean con derecho de meterse conmigo, insultándome porque no me quedé callada ante ellos y me defendí.

Entre otras lindezas me dijeron que a ellos una mujer no les contesta, que debemos ser más recatadas porque vamos provocando y que en su país cuando a una mujer se la requiere para sexo no protesta y obedece a un hombre.

Me da igual que ahora me contesten tachándome de racista puesto que reivindico mi derecho a ir paseando por donde me dé la gana, sin un hombre y en tirantes puesto que aquí una mujer es libre y los que deben adaptarse a las normas del país que les ha acogido son ellos y porque en su país sigan en un régimen de absoluto machismo y poder sobre las mujeres aquí no y son ellos los que se meten con las mujeres con total impunidad porque si protestamos somos racistas y de eso se aprovechan.

Newsletter

Reciba las últimas noticias directamente en su correo